. .

Accidentes marítimos

Otro serio incidente causado por la licuefacción de carga de mineral de níquel (Filipinas)

El crucero “Costa Concordia” saliendo de puerto de Palma de Mallorca

(FNM) La licuefacción de una carga de mineral de níquel parece haber sido la causa de la escora, seguida de varadura de un carguero con bandera de Singapur, en aguas de Filipinas.

La Guardia Costera de Filipinas informó que el buque de transporte de cargas secas a granel MV “Alam Manis”, de 55.652 toneladas de porte bruto, propiedad de la naviera Malaysian Bulk Carriers, encalló el viernes en inmediaciones de la ciudad de Candon, luego de registrar una pronunciada escora.

Según se informó, el buque transportaba mineral de níquel desde la ciudad filipina de Surigao, con destino a China cuando se vio enfrentado a un severo oleaje, que empapó la carga del buque y causó que perdiera estabilidad.

El Capitán impartió la orden de abandono del barco y sus 21 tripulantes fueron recogidos por el remolcador de apoyo “Salviscount”.

Lamentablemente, y siempre de acuerdo con la información de los guardacostas,  el Primer Oficial de a bordo sufrió un ataque cardíaco y falleció.

El armador - Malaysian Bulk Carriers- emitió un comunicado afirmando que “como resultado de condiciones meteorológicas y estado del mar adversos, la carga de las Bodegas 1 y 2 se deslizó produciendo una escora del barco de 14º a estribor.

La licuefacción es un fenómeno por el cual una carga seca comienza a comportarse como líquida. Esta circunstancia puede generar una rápida e inesperada pérdida de estabilidad del buque a raíz del corrimiento interno de la carga.

Desde hace mucho tiempo, la licuefacción ha sido reconocida como una de las principales causas de accidentes marítimos. El mineral de níquel, listado  en el grupo de las cargas de alto riesgo, dentro del Código Marítimo Internacional de cargas sólidas a granel (Código IMSBC), es particularmente vulnerable a la licuefacción y se ha ganado la fama de ser la carga más peligrosa del mundo, debido a su papel en varios siniestros de gran notoriedad.  

El incidente del “Alam Manis” movilizó al P&I Club británico a emitir un alerta a los cargadores y capitanes involucrados en el transporte de cargas de mineral de níquel. “La estación de lluvias de este año en Filipinas, comenzó oficialmente el 23 de junio. Copiosas lluvias combinadas con fuertes vientos y mar gruesa en el Mar de China Meridional traen nuevamente preocupación acerca de la posibilidad del fenómeno de licuefacción de las cargas”, advirtió el club.


Por Mike Schuler; gCaptain 22/07/15