. .

Artículos de interés

Septiembre de 1338. El año que por primera vez rugió el cañón sobre la mar


Leer artículo completo


 

Cuando un remolcador está trabajando acoderado a un buque con una línea de proa pasada

En estos días de Septiembre, en el año de 1338, nos encontramos con la primera batalla naval en la que se utilizan cañones sobre la mar. Las fuentes para la historia, unos maravillosos códices ilustrados e iluminados en forma de crónicas. Una batalla de soldados medievales.
Con improvisados cañones que se montan en pesadas naves, en el marco de la cruenta y larga guerra de los cien años. Claramente identificadas, sobre las cofas, los pabellones de dos monarcas antagónicos. De un lado del grabado las naves del monarca inglés. Tres leones pasantes de oro, armados de azur sobre fondo rojo. De otro. Los defensores de la zona. Las características flores de lis sobre el fondo azul. En las cubiertas, los certeros arcos de batalla ingleses, disparando mortalmente sobre las naves francesas que se protegen sobre sus escudos largos. Se trata de la Batalla de Arnemuiden, una tranquila villa costera y un pequeño puerto pintoresco que pasaría a la historia por esta cuestión. Por ser testigo de la primera vez que se escupía fuego mediante un cañón desde la mar y desde un barco. Aquellos mares serían testigos de la primera batalla naval europea registrada en la que se utilizó artillería, puesto que el barco Inglés Christopher contaba con tres cañones y uno ligero en la cubierta. Y en aquella mañana de Septiembre aquellos cañones no pararon de aullar salvajemente contra las naves francesas. Se les echaban encima y había que escupir toda la ira posible por aquellas bocas...



Leer artículo completo