. .

Artículos de interés

Una firma de Mos crea un sistema para generar electricidad con el calor del motor en los barcos



Cuando un remolcador está trabajando acoderado a un buque con una línea de proa pasada

Integasa busca un buque en el que instalar el primer prototipo. La máquina ahorra un 10 % de costes a los armadores. La energía ni se crea ni se destruye, se transforma.

Este principio de la física teórica lo han sabido aprovechar muy bien en Integasa, una empresa instalada en Mos que trabaja para la industria naval, química y nuclear. Su departamento de innovación ha creado una máquina capaz de aprovechar el calor residual del motor de los barcos para convertirlo en electricidad, tal y como explica Francisco Rodríguez, director de la fábrica.

La empresa, explica Rodríguez, ya ha probado con éxito el funcionamiento de este aparato con una caldera instalada dentro de la factoría. Este prototipo se encuentra ahora en el País Vasco en la sede de la empresa Enerbasque, junto a la que ha desarrollado el proyecto, informa la empresa. Están a la espera de instalarlo en un buque y poner así a prueba su rendimiento a bordo. Este prototipo tiene 25 kilowatios de potencia, lo que supone una mejora mínima de la eficiencia energética del 10 % en este tipo de instalaciones, según explica la compañía.

El objetivo de este proyecto, de nombre Energynav, es que los barcos generen la energía eléctrica que van a consumir durante los trayectos. Su funcionamiento es similar al de una máquina de vapor. Esta máquina «aprovecha el calor que genera el motor para calentar un fluido, mover una turbina y generar la electricidad que consumirá el buque», explica el director de la fábrica, Francisco Rodríguez. Según informa la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia (Asime), los barcos desperdician el 60 % de la energía térmica que generan los motores a lo largo de sus recorridos.

El motor de un barco está «24 horas en funcionamiento», indica Rodríguez, lo que hace que «se desperdicie mucha energía» en diferentes partes como los circuitos de escape o los de refrigeración. «El humo de los escapes o el metal del motor alcanzan un calor lo suficientemente alto como para calentar estos fluidos», indica el director. Rodríguez lo compara con «el funcionamiento del radiador de un coche» en el que al final «se desperdicia el aire caliente que sale» y del cual se podría obtener energía. Los cálculos de la compañía les permite estimar que los buques serán un 10 % más eficientes energéticamente, ahorrando costes al armador.

Según confirma Rodríguez, están negociando con una armadora de la que de momento no desvela el nombre para instalar el primer prototipo. La máquina será capaz de generar la energía suficiente para alimentar tanto las luces del barco como otros aparatos de mayor consumo, explica el director.

La firma Integasa se dedica al diseño y fabricación de intercambiadores de calor y recipientes a presión, trabajando para industrias como el naval, la petroquímica o nuclear desde el año 1974.

Enerbasque es una empresa del país vasco de carácter técnico especializada en sistemas de transformación de energías caloríficas residuales en electricidad. El proyecto Energynav está cofinanciado por el Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial en la convocatoria del 2014. El objetivo de este programa es la reducción de las disparidades económicas, sociales e industriales en la Unión Europea.

(La Voz de Galicia) 16/02/16