. .

Artículos de interés

A tres años del naufragio del “Costa Concordia”, aparece el último cuerpo

 

Cuando un remolcador está trabajando acoderado a un buque con una línea de proa pasada

Los restos del camarero indio Russel Rebello fueron localizados ayer, debajo de los muebles que se habían caído tras el hundimiento del buque, dentro de una cabina del puente 8. Les realizarán análisis de ADN a los huesos.
El cuerpo de Russel Rebello, la última víctima del naufragio de la nave de crucero italiana “Costa Concordia”, fue encontrado entre los restos del buque anclado en las inmediaciones de Génova para ser desguazado.
Los restos del camarero indio, según se supo, fueron hallados dentro de una cabina del puente 8. “Costa Concordia” era una nave de crucero de la compañía de navegación Costa Cruceros, que naufragó el 13 de enero del 2012 frente a las costas de la Isla del Giglio (Toscana).
El naufragio provocó 32 víctimas, 31 cuerpos ya habían sido localizados y el del camarero hallado ayer completa la lista de fallecidos. Los restos de Rebello fueron individuados por los hombres de la Ship Recycling, el Consorcio genovés que se está ocupando de los trabajos de desarme de la nave.
El cuerpo era imposible de notar hasta hoy porque estaba bajo los muebles del buque, que se dieron vuelta durante la fase de naufragio.
La fiscalía de Génova confirmó el hallazgo de los restos en una cabina del puente 8 aún sumergida que había sido aplastada en el impacto con los escollos y por tal motivo había sido imposible hasta ahora llegar hasta allí.
El siniestro del crucero italiano, que incluye el choque y el posterior encallamiento y hundimiento parcial, sucedió después de colisionar contra un arrecife de la costa italiana. El barco encalló frente a la isla de Giglio (algo más de 1.500 habitantes), lo que requirió la evacuación de las 4.229 personas a bordo; el número de rescatados superó la capacidad de hospedaje de la pequeña isla, y, en ausencia de otras viviendas, las autoridades abrieron las puertas de los colegios, guarderías infantiles, hoteles e iglesias. Treinta y dos personas murieron, entre pasajeros y tripulación, 64 personas resultaron heridas (tres de ellas de gravedad); una pareja de recién casados de Corea del Sur más un tripulante italiano tuvieron que ser rescatados de debajo de la cubierta.
El capitán, Francesco Schettino, y el primer oficial, Ciro Ambrosio, fueron arrestados bajo sospecha de homicidio culposo, lesiones culposas, naufragio y abandono de la nave, después de navegar mucho más cerca de la orilla de lo permitido. Schettino, que se encontraba bajo arresto domiciliario, fue posteriormente liberado el 5 de julio del 2012.
La nave fue adrizada con éxito a mediados de septiembre de 2013 en una operación sin precedentes en la historia naval, y ahora está cerca de Génova para ser desguazada.
El complejo rescate, del que participó un equipo de 500 técnicos, 22 naves y ocho barcos, costó 600 millones de euros, y representa un hito en la historia de los cruceros.
El Concordia entró al servicio de Costa Cruceros el 7 de julio de 2006.


La Nueva 05/11/14