. .

Artículos técnicos

Barcos tocan fondo por falta de mantenimiento en Martín García

 

Cuando un remolcador está trabajando acoderado a un buque con una línea de proa pasada

Ante la falta de mantenimiento y frente a las crecidas de los ríos, unos cuatro buques han tocado fondo en el canal Martín García y la preocupación “es creciente” entre las empresas privadas que reclaman volver a los trabajos de dragado cuanto antes. El sustento de la traza ha sido afectado por diferencias entre Uruguay y Argentina por el pago de las tareas para ese cometido, lo que generó la actual demora en el mantenimiento del dragado.

El sector portuario reclama que el canal Martín García –por donde transiten barcos cargados con granos y minerales – no recibe atención desde mediados de enero, cuando la Administración Nacional de Puertos (ANP) dejó de estar a cargo de los trabajos. Por este motivo, la traza ha perdido profundidad y sus bordes han cedido. “Hay barcos que tocaron fondo. Al menos dos tengo confirmado que lo hicieron, y habrían otros dos que también tuvieron ese problema”, dijo ayer a El Observador, Alejandro González, presidente del Centro de Navegación (Cennave).

La preocupación de las compañías navieras es que se siga perdiendo más profundidad –ya hay zonas que no tienen los 32 pies de calado previstos para el canal, según González – y provoque que los buques no puedan pasar, se rompan o queden varados. “En ciertas zonas se ha derrumbado el veril (el borde), lo que generó sedimentos y se perdió dos pies de calado”, dijo el titular del Cennave. Además, adjudicó la pérdida de hondura por las crecientes de los ríos Paraná, Paraguay y Uruguay de los meses pasados.

González detalló que en algunos tramos del canal se ha perdido entre 20 y 30 metros de ancho teórico: si en algunas zonas el ancho era de 110 o 100 metros, ahora es de 80 o 70 metros. La demora en retornar al mantenimiento generará una solución más costosa, advierten, al igual que la forma de llevar los productos. “Al no contar con un canal de navegación seguro o sin riesgo, tenés que salir por Mitre que es argentino, donde tenés más costo. Además, está dragado en 34 pies, cuando el Martín García debería tener la misma profundidad”, explicó González. También genera inquietud la obligada reducción de la carga. “Los buques no saldrán con capacidad completa porque el canal no está en 32 pies, por miedo a quedar varado. Esto, lógicamente, cambia la ecuación económica. El negocio está en la carga completa”, alertó.

Lo pactado por los gobiernos de Uruguay y Argentina es que el mantenimiento se haría en forma conjunta y que la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP) debía gestionar el reparto de tareas. Así, el último mantenimiento lo realizó la ANP el primer mes del año, y luego le tocaría a Vías Navegables de Argentina hacer lo propio. Pero en este tiempo sin trabajos en el canal Martín García, se entablaron discusiones sobre el modo de financiar las tareas y así se generaron las demoras. “Ahora llegaron a un acuerdo y tendría que empezar a dragar Vías Navegables, pero su draga está rota. Entendemos que lo hará ANP a pedido de la CARP”, dijo González.

El presidente de la ANP, Alberto Díaz, confirmó a El Observador a principios de agosto la ausencia de mantenimiento del canal Martín García, pero aseguró que existe un acuerdo entre las partes para iniciar los trabajos a la brevedad. “Ni Argentina ni Uruguay se estaban encargando del mantenimiento y recién en el último plenario de la CARP quedó firmado que Argentina empieza (a trabajar) en la zona del canal que está comprometida ahora”, dijo Díaz, que atribuyó el problema a un “desencuentro en la planificación” por parte de la CARP. Según el jerarca, el Martín García estuvo bajo mantenimiento de la ANP y de Vías Navegables durante 2013 y este año todavía no se había acordado el método para pagar.

“Interpretábamos, junto con la parte Argentina, que era mejor hacer lo mismo que se hizo en 2013. Es decir, el mantenimiento de servicio y no que se pague por metro cúbico de barro extraído. Las autoridades del canal pretendieron que fuera por metro cúbico y finalmente accedimos a que fuera de esa manera”, recordó Díaz.

El acuerdo

En setiembre pasado, un comunicado difundido por Uruguay y Argentina destacó la decisión adoptada el 18 de enero de 2013 por ambos gobiernos de asumir la administración y gestión del canal Martín García, que puso fin a su operación a través de una empresa privada y que implicó un ahorro de unos US$ 8 millones, publicó la agencia EFE. A este ahorro se llega “luego de la reducción de gastos efectuados hasta la fecha una vez cubiertas todas las erogaciones necesarias, incluyendo la incorporación de equipos, software, personal y tres embarcaciones para el mantenimiento del dragado, balizamiento y batimetrías”.

(El Observador) 20/08/14