. .

Artículos técnicos

Catorce cambios que pueden presentarse cuando el buque entra a navegar en aguas restringidas

Capitán E. Gilardoni


  1. El sinkage se incrementa.
  2. Se modifica el asiento hacia proa o popa dependiendo del Cb y/o del asiento estático (squat).
  3. El buque se vuelve más perezoso para maniobrar.
  4. Los indicadores de calado en el puente muestran variaciones de los mismos.
  5. El taquímetro muestra una disminución de las RPM así se mantenga la inyección del motor.
  6. Habrá una pérdida de velocidad: en aguas someras la misma puede alcanzar un 35%, en canal confinado o río estrecho puede llegar al 75%.
  7. El buque cambia su vibración normal de que tenía en aguas profundas. Esto es debido a que entra en resonancia la frecuencia que produce el buque con la reflejada por el fondo del lecho del mar o río.
  8. Los rolidos, cabeceos o arfadas se ven disminuidos por el efecto colchón producido por el escaso espacio entre el casco y el fondo y/o veriles.
  9. Sedimentos o barro pueden aparecer en la superficie del agua aledaña al buque emergiendo en aletas y a popa del casco.
  10. La curva evolutiva se agranda. Si el margen de seguridad es muy pequeño puede incrementarse hasta un 100%. El incremento de la misma es mucho más notable en la “coasting turn”.
  11. Las distancias y tiempos de detención aumentan debido a la “masa adicional” de agua que el buque arrastra.
  12. La efectividad del timón disminuye debido a que los filetes líquidos que a él le llegan son turbulentos.
  13. La altura de las olas transversales y divergentes se incrementa considerablemente.
  14. La altura de las divergentes de popa no solo se incrementan sino que además pueden llegar a romper si el margen de seguridad es muy pequeño.