. .

Revista Naval, Abril 2011

Leer artículo completo

maniobra de buquesAbstract

¿POR QUÉ ENTRENARSE?

Porque el error humano es todavía la causa principal de accidentes.

El error humano, estuvo, está y estará con nosotros en todos los niveles de decisión.

Hay errores que son generados, por lo general, no conscientemente, sino están motivados por la falta de entrenamiento y/o conocimiento que tienen los que deben operar un buque en determinadas circunstancias.

El poder maniobrar un buque virtual, antes de haber pisado la cubierta de su gemelo real, permite conocerlo y tomar confianza y seguridad en su manejo.

Todos los viejos capitanes sabemos los sofocones que pasamos cuando tuvimos que debutar en un buque sin haber tenido la experiencia de haber, aunque sea “visto”, como hacía otro la maniobra.

Un práctico que debe asesorar permanentemente distintos buques, puede adquirir experiencia entrenando en los diferentes modelos matemáticos de los que puedan navegar las aguas que él asesora, obteniendo un conocimiento que, para ganarlo en la realidad, lo debería hacerlo a costa de experiencias reales, que seguramente serían estresantes y posiblemente riesgosas.

Los modelos matemáticos, por la simple razón de ser virtuales, facilitan probar y practicar maniobras que ni los armadores ni autoridades marítimas permitirían.

¿POR QUÉ ENTRENAR UN TEAM DE PUENTE?

El simulador permite detectar y luego analizar la “cadena de errores” que va cometiendo el team de puente, con acciones erradas.

Tiene como objetivo optimizar las defensas del equipo contra el “error humano” en todos sus niveles, desde la equivocada interpretación de un dato, hasta la inadecuada asignación de los recursos humanos disponibles.

Tengamos presente que la tecnología actual nos brinda una cantidad importantísima de información sumamente útil, pero no nos garantiza que la estemos usando adecuadamente. Debemos aprender a interpretarla y practicar como utilizarla!

Cada integrante practica sus funciones y además aprende a supervisar las tareas de sus colegas, lográndose formar un equipo eficiente y coordinado que actuará inmediata y acertadamente ante una emergencia y minimizando en consecuencia los errores que puedan cometerse ante la falta de prácticas.

Además logra que el grupo adquiera reflejos condicionados, los que, en situaciones de riesgo y alto estrés, cuando el tiempo apremia, redundarán en una respuesta rápida y adecuada para la seguridad de la tripulación, el buque y su carga.

Leer artículo completo